Acompañamiento continuo

El estudiante es por derecho propio el centro y el motivo del trabajo docente. La razón de ser de Aspaen es apoyar, orientar y formar a cada uno dentro de un ambiente de sana libertad pero de claridad, en cuanto a límites y comportamientos éticos y morales.

Se concibe al estudiante como un ser único e irrepetible, capaz de desarrollarse desde el trípode de la inteligencia, la voluntad y la afectividad, y dentro del criterio de perfectibilidad del ser humano.

Por esta razón, Aspaen promueve estrategias didácticas de educación diferenciada, con el objetivo de ofrecer a niños y niñas la mejor formación de acuerdo a sus necesidades específicas. En Juanambú las personas son el centro del proceso educativo y cada estudiante es único.

Con la ayuda de sus padres y profesores, el estudiante desarrolla sus capacidades y aptitudes, para llegar a ser lo que quiera ser. Reciben asesoramiento de un Preceptor que mantiene comunicación con su respectivo Director de Curso, para colaborar en su educación.

Mediante entrevistas personalizadas el Preceptor le ayuda a cada estudiante a conocerse, a hacer buen uso de su libertad, a esforzarse por alcanzar su mejor rendimiento académico y a lograr los objetivos educativos que le permitan desarrollar su personalidad. Está encargado de apoyarle y acompañarle en la concreción de su proyecto personal de vida hasta que se gradúa.

La Dirección de Formación y Desarrollo Humano del Colegio pone a disposición de los estudiantes diversos medios de contacto, de orientación y formación como: 

  • Cada estudiante de Aspaen cuenta con un tutor o preceptor que, de manera personalizada, le ayuda a fortalecer su desarrollo personal y académico, acompañando la formación que proviene de la familia.
  • Supervisa la construcción del Proyecto Personal de Vida del estudiante entre estudiante, familia y director de curso